WAYS OF LIFE | ¡Horror, una entrevista! ¡Y yo con estas pintas!
28
post-template-default,single,single-post,postid-28,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode_grid_1300,side_area_uncovered_from_content,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
entrevista ways of life fashion personal shopper

¡Horror, una entrevista! ¡Y yo con estas pintas!

 

Hay una situación en la que todas nos hemos visto en alguna o muchas ocasiones. Acudimos a una entrevista de trabajo y nunca sabemos qué look será el más efectivo y si estaremos vestidas adecuadamente para la ocasión. Utilizando unos pequeños pasos conseguiremos que este miedo se diluya y nos centremos en representar nuestro mejor papel con confianza y con un look que nos ayude a conseguir ese deseado puesto.

 

Para poder preparar un look adecuado necesitaremos saber lo más importante, el lugar y el tipo de entrevista que vamos a tener. Este punto es clave para equilibrar nuestro look a la situación. No es lo mismo tener una entrevista personal con una consultora, que directamente con el cliente o una videoentrevista.  Necesitamos tener muy claro el lugar de la entrevista, a ser posible si es una entrevista personal, una dinámica de grupo o un maratón de pruebas técnicas y el rango de la persona que nos va a entrevistar.

 

Photo: Pexel

 

     Necesitamos llevar prendas que nos aporten confianza y seguridad para que la ropa nos ayude a superar esta prueba. En este caso el look no puede incomodarnos ni darnos problemas que nos distraigan de nuestro objetivo final: superar la entrevista o por lo menos realizarla lo mejor posible.  Por eso la ropa tiene que ser correcta, cómoda y eficaz. Un traje de dos piezas, un pantalón de pinzas con un blazer imponente o un vestido midi serían looks perfectos, cómodos y eficaces para que nuestra imagen sea un éxito en una entrevista.

 

 

Photo: Pinterest

 

Hay un pequeño consejo a tener en cuenta que puede ser clave a la hora de tener comodidad y evitar imprevistos innecesarios. Es bastante recomendable no llevar prendas nuevas o recién estrenadas sin antes probarlas.  No conocemos estas prendas y es bastante probable que si es la primera vez que nos las pongamos, no las controlemos y surjan imprevistos como por ejemplo que nos quede más ajustada de lo que pensábamos, que no sea cómoda o que nos haga sudar más de la cuenta. Elegir prendas que ya conozcamos nos ayudarán a ir sobre seguro.

Al mismo tiempo añadir algún accesorio con personalidad le dará al conjunto un equilibrio y un estilo muy personal. Por ejemplo podemos llevar unos zapatos especiales, un bonito pañuelo en el cuello, en la muñeca, o a modo de cinturón o unos pendientes grandes y con estilo. Este accesorio nos aportará un toque original, fresco y adecuado para darle otro aire a un look que normalmente suele ser excesivamente estricto y serio.

 

 

 

En resumen, necesitaremos tener muy claro el lugar, tipo de entrevista y la persona o personas que nos van a entrevistar para poder elegir el look más apropiado. Deberemos llevar un conjunto equilibrado, cómodo y que nos aporte seguridad y confianza. No es aconsejable llevar prendas nuevas para evitar imprevistos y añadir un accesorio con personalidad le dará un toque ideal a nuestro look y le restará seriedad.

 

Cualquier consulta o duda que os pueda surgir sobre los estilismos para vuestro trabajo no dudéis en comentarme aquí mismo o en mi página de contacto y estaré encantada de ayudaros.

 

¡Buen día!

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment